Scottish Fold: guía completa para amantes de la raza.

Scottish Fold: guía completa para amantes de la raza.

 

Tiempo estimado de lectura del post: 14mins

 

El gato gato Scottish Fold es famoso por sus pequeñas orejas plegadas hacia abajo, que funcionan tan bien, como las de cualquier otro gato. Esa característica distintiva, les da un aspecto que se asemeja a un búho.

Datos generales Scottish Fold

 

Origen del Scottish Fold

Se tiene conocimiento de la existencia de gatos con las orejas plegadas, desde 1796, cuando un marinero inglés trajo uno de China y posteriormente en 1897 por medio del tratado de zootecnia especial de Cornevin, en el que añade a su inventario, una raza de gato chino de orejas caídas.

Pero no fue hasta 1961 que alguien decidió convertir esta mutación de aspecto único en una raza de gato reconocida. Ese es el año en que nació una gata con las orejas dobladas, llamada Susie.

 

Fundación de la raza

En 1961, Susie fue descubierta por un granjero llamado McRae en Perthshire, cerca de Coupar Angus, al noroeste de Dundee, en la región de Tayside de Escocia.

William Ross, un pastor, que regresaba de su jornada de trabajo, pasó por la granja vecina de los McRae y se fijó en un gato blanco que jugaba en el patio delantero. Sus orejas estaban dobladas hacia delante y hacia abajo.

Sabiendo que su mujer, Mary, estaba interesada en los gatos, William le contó lo que había visto. Mary, muy intrigada, decidió preguntar a los McRaes por el gato.

La gata se llamaba Susie y sus padres eran gatos comunes de la zona. Su madre murió en un accidente en la granja. Nadie sabía nada del padre. Había otro macho de orejas dobladas en la camada de Susie; pero, había desaparecido.

A los Ross les prometieron un gatito de orejas plegadas de la siguiente camada de Susie. Dos años después, en 1963, recibieron una hembra blanca de orejas plegadas. Llamaron a la gatita Snooks, que se convirtió en el inicio del linaje del Scottish Fold. Todos los Scottish Folds que existen hoy en día pueden rastrear su linaje hasta Susie y Snooks.

Tres meses después del nacimiento de Snooks, su madre Susie murió atropellada por un coche.

Cuando los Ross decidieron nombrar su criadero para registrar a los gatitos de esta nueva «raza», eligieron «Denisla» en honor a los ríos Den e Isla cerca de su casa.

 

 

Snooks fue criado por primera vez con un macho rojo atigrado desconocido. En la camada, sólo un gatito macho tenía las orejas dobladas. Este macho que era blanco, llamado Snowball, se cruzó más tarde con Lady May, una British Shorthair también blanca. Esta última dio a luz a cinco gatitos con todas las orejas dobladas hacia adelante, y esta camada marcó el comienzo de la línea de Scottish Folds.

 

Reconocimiento como raza

Al principio, los Ross llamaron a la raza “Lops” por su parecido a los conejos de orejas caídas. Sin embargo, a partir de 1966 y el reconocimiento oficial por parte del British Governing Council de los Cat Fancy (GCCF), con la posibilidad de presentarlos a exposiciones felinas, se la llamó Scottish Fold, en referencia a sus orígenes escoceses.

Con la ayuda del genetista inglés Peter Dyte, Ross comenzó un programa de cría que incluía cruces con British Shorthairs y gatos comunes de la zona.

Sin embargo, las cosas se tornaron oscuras para el Scottish Fold en su país de origen. Preocupados por un riesgo potencial anormalmente alto de infección de oído y sordera (aunque más tarde se demostró que este temor era infundado) y porque varios gatos blancos de ojos azules que se utilizaban en la cría producían demasiados gatitos que nacían sordos. La GCCF decidió en 1971 cerrar el registro de Scottish Fold, después de que aparecieran los primeros problemas genéticos. Por tanto, el último ejemplar registrado en Gran Bretaña fue Denisla Morag.

 

Caído en desgracia en sus tierras nativas, el Scottish Fold había comenzado sin embargo previamente su conquista de las Américas. De hecho, Denisla Judy, Denisla Joey y Denisla Hester, todas hijas de Snooks, fueron importadas a los Estados Unidos en 1970 por el Dr. Neil Todd, un genetista de Newtonville, Massachusetts. Sin embargo, después de permitir el nacimiento de dos camadas, detuvo su proyecto de investigación y Denisla Hester aterrizó en manos de Salle Wolf Peters, una reconocida criadora de Manx .

En 1972, el primer  Scottish Fold se mostró en una exposición de American Cat Fanciers ‘Association (CFA) y el interés fue inmediato. Varios criadores comenzaron a involucrarse en el desarrollo de la raza. En particular, Hall Wolf Peters del criadero de Wyola y Karen Votava del criadero de Bryric hicieron campaña desde 1974 para registrar los primeros gatos Scottish Fold en CFA, con el estado de raza experimental.

En ese momento, aún se desconocía el gen responsable de la mutación que causaba las orejas dobladas. Es precisamente con motivo del trabajo sobre este gen realizado a principios de la década de 1970 por el Dr. Oliphant Jackson, genetista inglés, que se descubrieron problemas óseos en el Scottish Fold, principalmente debido a los numerosos cruces consanguíneos realizados entre las primeras generaciones. .

Por lo tanto, se decidió traer grandes cantidades de sangre nueva a la raza, y numerosos cruces con American Shorthairs y British Shorthairs redujeron estos problemas óseos. Incluso hoy en día, los cruces entre un Scottish Fold y un Shorthair son comunes y permiten preservar la diversidad genética de la raza. También están aprobados por las organizaciones felinas de referencia.

El Scottish Fold recibió el reconocimiento definitivo de la CFA en 1978, y la TICA (The International Cat Association) hizo lo mismo en 1979. Por otro lado, la GCCF, apoyada en esta decisión por la British Veterinary Association, nunca revirtió su elección de prohibir su reconocimiento. Esto dio lugar a un caso bastante raro de una raza felina reconocida en muchos países, pero no en el que nació. Dicho esto, la GCCF está lejos de ser la única en este puesto, ya que la Fédération Internationale Féline (FiFé), por ejemplo, tampoco la reconoce.

Esto no impidió que conquistara el resto del mundo y se volviera bastante común. Según cifras de la CFA, se encuentra incluso entre las 10 razas de gatos más populares en los Estados Unidos.

 

 

El Scottish Fold en las asociaciones felinas

 

 

 

 

  • The Cat Fanciers’ Association (CFA)
  • Nombre: Scottish Fold.
  • Reconocimiento: completo.
  • Año de reconocimiento: 1978.
  • Cruces permitidos: British Shorthair, American Shorthair.
  • Razas hermanas: Highland Fold.
  • Colores reconocidos: Todos.
  • Estándar: Scottish Fold en CFA

 

 

 

 

  • The International Cat Association (TICA)
  • Nombre: Scottish Fold.
  • Reconocimiento: completo.
  • Año de reconocimiento: 1979.
  • Cruces permitidos: ninguno.
  • Razas hermanas: Highland Fold.
  • Colores reconocidos: Todos.
  • Estándar: Scottish Fold en TICA

 

 

 

 

  • Word Cat Federation (WCF)
  • Nombre: Scottish Fold.
  • Reconocimiento: completo.
  • Cruces permitidos: British Shorthair.
  • Razas hermanas: Highland Fold.
  • Colores reconocidos: todos salvo en variedad colorpoint.
  • Estándar: Scottish Fold en WCF

 

 

 

Características del Scottish Fold

Esta raza presenta 4 variedades, dos de pelo corto y las otras dos de pelo largo.

  • Scottish Fold Short Hair (EMS Code SFS) orejas dobladas y pelo corto.
  • Scottish Straight Short Hair  (EMS Code SFS71) orejas ergidas y pelo corto.
  • Scottish fold Long hair, más conocido como higland fold  (EMS Code SFL)
  • Scottish straight Long Hair, highland straight  (EMS Code SFL71)

 

 

  • El gato de tamaño mediano a grande es musculoso y rechoncho.
  • El pecho, los hombros y la espalda son anchos y macizos. Las piernas son cortas y musculosas, las patas son gruesas y redondas.
  • La cola es de longitud media, llegando al menos hasta los hombros y con una punta redondeada.
  • El cuello es corto y sólido.
  • La cabeza es redondeada, maciza, ancha y con un mentón firme.
  • La nariz es corta, ancha y recta.
    El perfil es curvo (sin tope).
  • Las mejillas son llenas y redondas.
  • Las orejas son pequeñas y están dobladas hacia adelante, con puntas ligeramente redondeadas, que apuntan hacia el centro de la cabeza.
  • El pelaje es corto y muy denso, separándose del cuerpo. Es afelpado, debido a una capa interna sustancial. La textura es crisp, no lanosa.

 

Los gatitos Scottish Fold no nacen con las orejas dobladas. 

Las orejas de los gatitos que portan el gen comienzan a plegarse generalmente alrededor del día 21, comenzando con el borde exterior de la oreja cerca de la base.

  • Cuando tienen las orejas erguidas se les denomina «Scottish straight»
  • Cuando tienen las orejas dobladas se les denomina «Scottish fold»

 

Pueden presentar 3 tipos de pliegue:

  • Un solo pliegue (single fold) es cuando la doblez solo está en las puntas de las orejas.
  • Una oreja de doble pliegue (double fold) tiene una curvatura más prominente que una oreja de un solo pliegue, con aproximadamente la mitad de la oreja doblada hacia abajo.
  • Una oreja de triple pliegue (triple fold) queda plana contra la cabeza, lo que hace que la cabeza parezca más redonda. Este es el tipo de oreja que tienen los gatos con cualidades de exposición de cría fold.

 

 

Carácter

Esta raza es conocida por su disposición tranquila y relajada. Por lo general, se lleva muy bien con los perros y otros gatos que admiten gatos y, por lo general, se adapta bien a hogares con múltiples mascotas. Prefieren la compañía, en lugar de quedarse solos durante horas.

Es enérgico pero moderado, ama la atención pero no la exige además te seguirá por toda la casa hablando contigo con una vocecita suave y tranquila.

Además de sus curiosas orejas, el Scottish Fold te sorprenderá sentándote sobre sus patas traseras como un pequeño Buda! También prefiere dormir boca arriba.

 

 

 

Colores del gato Scottish Fold

Se reconocen todos los colores y variedades en la raza, salvo en WCF que no reconoce el patrón Colorpoint.

  • White
  • Black
  • Blue
  • Red
  • Cream
  • Chocolate
  • Lilac
  • Cinnamon
  • Fawn
  • Sólido
  • Tabby
  • Bicolor
  • Tortuga
  • Colorpoint
  • Silver
  • Golden

 

Cuidados del pelaje

Los gatos Scottish Fold tienen pelajes densos y afelpados y mudan ligeramente durante todo el año con períodos de muda más intensos durante la primavera y el otoño.

Con un cepillado semanal, tanto la variedad de pelo largo como la de pelo corto, se asegurará de que la muda del pelo sea correcta, ingieran la menor cantidad de pelo y especialmente cuando el pelo es largo, disminuir la incidencia de nudos.

Un baño mensual siempre puede ayudar a eliminar pelo muerto especialmente en época de muda y mantener su pelaje limpio y cuidado.

 

 

Salud en el Scottish Fold

Las orejas de un Scottish Fold no los hacen más susceptibles a las infecciones de oído que cualquier otra raza, tan solo hay que prestar una atención especial a su higiene.

Es importante adquirir siempre su Fold / Straight a un criador responsable que realice una planificación de camadas, cuidadosa de la raza para ayudar a reducir los problemas articulares y realice exámenes veterinarios y pruebas genéticas para asegurar gatitos sanos y felices.

Osteocondrodisplasia (OCD)

¿Porqué tiene las orejas dobladas? esto es debido a una anomalía del desarrollo llamada «osteocondrodisplasia». Esta anomalía afecta al desarrollo del cartílago y el hueso, lo que genera estructuras óseas mal formadas en las extremidades anteriores, posteriores, cola y enfermedades articulares degenerativas.

Este factor genético se hereda de forma autosómica dominante. Esto significa, que el individuo puede estar libre de la enfermedad (homocigoto normal), afectado (afectados homocigóticos) o portador (heterocigoto afectado). Tanto los portadores como los afectados desarrollarán los síntomas asociados a la mutación.

 

Actualmente cualquier persona puede testar a su Scottish Fold, para identificar si es homocigoto normal, afectado heterocigoto o afectado homocigoto.

¿Si mi gato es un Scottish Straight? puede serlo solo a nivel de fenotipo (lo que tu ves por fuera) pero podría ser un heterocigoto afectado y que su oreja no esté plegada, por una baja expresión del gen.

Puedes encontrar múltiples laboratorios donde realizar este test, no necesitas al veterinario para ello, sólo se trata de un frotis bucal que puede realizar cualquiera y se envía por correo ordinario. Aquí por ejemplo te dejo enlace a un par de laboratorios.

 

PKD (enfermedad poliquística renal)

El PKD es un trastorno hereditario dominante, que produce la formación de quistes llenos de líquido, en los riñones que generan insuficiencia renal. Los quistes renales para PKD se presentan temprano, a menudo antes de los 12 meses de edad. Sin embargo, la insuficiencia renal suele ocurrir a una edad más avanzada. Los quistes generalmente crecen lentamente, de modo que la mayoría de los gatos afectados no muestran signos de enfermedad renal hasta que son adultos, normalmente a los siete u ocho años.

Para saber si tu Scottish está afectado de esta enfermedad, puedes realizar un test de ADN, por ejemplo en estos laboratorios.

 

Cardiomiopatía hipertrófica felina (HCM)

El HCM es la enfermedad cardiaca más común de los gatos de todo tipo sexo y condición. Afecta al músculo del corazón en el que los músculos en el ventrículo izquierdo que fijan la válvula mitral y las paredes del ventrículo izquierdo se vuelven anormalmente gruesas. Normalmente se trata una enfermedad progresiva, y una proporción de los gatos afectados desarrollan insuficiencia cardiaca si la hipertrofia muscular y la cicatrización posterior del músculo del corazón afecta de manera significativa la función del corazón.

Los gatos con la enfermedad pueden morir de repente o pueden desarrollar un coágulo de sangre en la cámara anterior del ventrículo izquierdo (es decir, la aurícula izquierda), que genera una detección en el flujo de sangre a las patas traseras

Todos los gatos deberían ser revisados de forma rutinaria frente al HCM. Para detectarlo es necesario realizar un ecocardiográfico bidimensional y modo Doppler. Por ejemplo en Madrid (España) disponemos de ecografistas especializados, pero si consultas con tu veterinario habitual, puede indicarte donde realizarla en tu localidad.

Grupo sanguíneo

El gato Scottish presenta una alta incidencia de grupo sanguíneo B, por tanto aunque no seas criador, siempre es aconsejable conocer el grupo sanguíneo de tu gato. Te explico porqué en este post.

Grupos sanguíneos felinos: cuáles son y por qué es importante que conozcas el de tu gato.

Literatura recomendada sobre el gato Scottish Fold

Puedes encontrar muchos manuales y libros sobre el gato Scottish Fold, aunque todos en inglés. Te dejo una selección de cuatro de ellos.

 

Productos para amantes del Scottish Fold

Aquí te dejo una selección de diferentes productos con el gato Scottish Fold de protagonista.

 

 

Enlaces interesantes sobre el gato Scottish Fold

 

Si te ha gustado comparte este artículo en tus redes sociales para que más gente lo conozca

¡nos hace mucha ilusión!

 

Gato Angora Turco: guía completa para amantes de la raza.

Gato Angora Turco: guía completa para amantes de la raza.

 

Tiempo estimado de lectura del post: 7mins

 

El gato Angora Turco, es un gato elegante y de hueso fino, enérgico y por lo general, los primeros en recibir invitados en tu hogar.

 

Datos generales Angora Turco

  • Lugar de origen: Turquía.
  • Origen de la raza: natural.
  • Cuerpo: foreign.
  • Peso: entre 3 y 5 kilos.
  • Tipo de pelo y longitud: semilargo.
  • Colores: black, blue, red, cream, black tortie, blue tortie, blanco.
  • Variedad: tabby, silver, golden.
  • Razas hermanas: ninguna.

 

Origen del gato Angora Turco

El gato de Angora turco es una raza antigua y natural, originaria de la región antiguamente conocida como Angora (hoy, provincia de Ankara) en Turquía.

Lo más probable es que la raza se originara en las regiones montañosas de Turquía, donde desarrolló un pelaje inusualmente suave, semilargo para protegerse contra los duros inviernos.

Posiblemente evolucionó del gato Manul, un pequeño felino domesticado por los tártaros.

En el siglo XVI, los sultanes turcos obsequiaron estos hermosos gatos a la nobleza francesa e inglesa como regalos diplomáticos de amistad.

Los angoras turcos fueron probablemente los primeros gatos de pelo largo aparecidos en Europa.

Las angoras se volvieron tremendamente populares entre la élite europea y fueron símbolos de estatus, particularmente en Francia y Alemania, hasta que llegaron los gatos persas con un pelaje aún más completo y una apariencia más exótica.

Esta raza pura y natural puede rastrear su historia escrita desde la Francia del siglo XVI. Sin embargo, a principios del siglo XX, se utilizó indiscriminadamente en los programas de cría del gato Persa y prácticamente desapareció como una raza separada.

Aunque el nombre «Angora» se usa a veces para describir a cualquier gato de pelo largo, el verdadero Angora turco es un gato bastante diferente del persa, tanto en estilo corporal, estructura de cabeza y personalidad.

 

 

Afortunadamente para los amantes de los gatos, se han establecido programas de cría controlada en Turquía para preservar este tesoro viviente.

En la década de 1950, en el zoológico de Ankara, los militares estadounidenses descubrieron el angora turco y lo reintrodujeron en los registros oficiales de raza.

Todos los angoras turcos registrados pueden rastrear su ascendencia hasta Turquía.

 

El Angora Turco en las asociaciones felinas

 

 

 

 

  • The Cat Fanciers’ Association (CFA)
  • Nombre: Turkish Angora.
  • Reconocimiento: completo.
  • Año de reconocimiento: 1972.
  • Cruces permitidos: Ninguno.
  • Razas hermanas: Ninguna
  • Colores reconocidos: black, blue, red, cream, black tortie, blue tortie, blanco, con blanco, tabby, smoke, silver,
  • Estándar: Gato Angora en CFA

 

 

 

 

  • The International Cat Association (TICA)
  • Nombre: Turkish Angora.
  • Reconocimiento: completo.
  • Año de reconocimiento: 1979.
  • Cruces permitidos: ninguno.
  • Razas hermanas: ninguna.
  • Colores reconocidos: black, blue, red, cream, black tortie, blue tortie, blanco, con blanco, tabby, smoke, silver, golden, colorpoint.
  • Estándar: Gato Angora en TICA

 

 

 

 

  • Word Cat Federation (WCF)
  • Nombre: Turkish Angora.
  • Reconocimiento: completo.
  • Cruces permitidos: ninguno.
  • Razas hermanas: ninguna.
  • Colores reconocidos: black, blue, red, cream, black tortie, blue tortie, blanco, con blanco, tabby, smoke, silver,
  • Estándar: Gato Angora en WCF

 

 

 

 

  • Federation Internationale Feline (FIFE)
  • Nombre: Turkish Angora.
  • Reconocimiento: completo.
  • Año de reconocimiento: 1988.
  • Cruces permitidos: ninguno.
  • Razas hermanas: ninguna.
  • Colores reconocidos: black, blue, red, cream, black tortie, blue tortie, blanco, con blanco, tabby, smoke, silver, golden.
  • Estándar: Gato Angora en FIFE

 


Características del Angora Turco

De tamaño medio, estructura delgada de extremidades también largas y delgadas.  Los machos pesan entre 5 y 7 kilos y las hembras de 3 a 5. Su cola es larga y suelen llevarla levantada perpendicular a la espalda.

La cabeza es triangular y sus orejas son altas y grandes.

La forma de ojos es almendrada y puede presentar colores verdes, cobre, ámbar, azul o dispares (heterocromáticos).

Su pelaje muy suave y sedoso de tipo semilargo que se vuelve prácticamente de pelo corto cuando hace calor.

 

Carácter

El gato Angora Turco es muy hablador, activo y juguetón. Suele ser un gato alfa en hogares con otros gatos y genera un vínculo muy estrecho con su dueño.

Los angoras turcos suelen ser excelentes nadadores. Algunos hasta se sumergirán contigo en la bañera, la ducha o la piscina.

Posee una gran capacidad de adaptación y es cariñosa y juguetona, lo que hace de ella una elección excelente para las familias.

Debido a su morfología, atlética y ágil, les encanta saltar y descansar en lugares altos. Es por ello importante que disponga de un enriquecimiento ambiental, especialmente vertical, con muchas zonas elevadas.

Altamente inteligente, posee una gran capacidad para aprender trucos y juegos, lo que hace que sea un gato perfecto para ejercicios de «agility felino».

 

 

 

Colores del gato Angora Turco

Aunque la mayoría de la gente piensa en el angora turco como un gato blanco, puede presentar cualquier color. En algunas asociaciones no reconocen el patrón colorpoint, pero sí puedes encontrar en las que está reconocido, ejemplares de dicho patrón.

  • White
  • Black
  • Blue
  • Red
  • Cream
  • Sólido
  • Tabby
  • Bicolor
  • Tortuga
  • Colorpoint
  • Silver
  • Golden

 

 

 

Cuidados del pelaje

El gato angora turco, tiene una longitud de pelaje semilargo, sin subpelo. Esto hace que su mantenimiento sea menos complejo que el de otras razas y que no genere tantos nudos.

Su cola es densa, larga y sedosa.

Para su mantenimiento, como cualquier otro gato de pelo largo, requiere de cepillados regulares, especialmente en época de muda. Dependiendo del clima donde viva, si este presenta más o menos cambios, su muda será más extrema o moderada.

Salud

El Angora Turco es un gato en general sano y longevo. Su esperanza de vida es como la de cualquier otro gato, hasta los 15 años de media.

La variedad más conocida, con pelaje completamente blanco, presenta el riesgo de la sordera (como todos los gatos blancos) de forma bilateral (sordera en ambos oídos) o unilateral (sordera en un oído) La sordera congénita es un trastorno hereditario que se transmite a través de genes, pero actualmente aún se desconoce la forma de transmisión.

La única prueba fiable para valorar la audición de tu gato, es el llamado Test Baer (Brainstem Auditory Evoked Reponse), que detecta la actividad eléctrica en la cóclea y las vías auditivas en el cerebro de la misma manera que un electrocardiograma detecta la actividad eléctrica del corazón. Con este test se detecta tanto la sordera como la pérdida de audición.

 

 

Los Angoras Turcos de color blanco, también presentan un mayor riesgo de quemaduras solares, debido a su falta de pigmentación, por tanto no es recomendable que tenga acceso de forma habitual a la exposición solar directa.

En cuanto a enfermedades hereditarias testables por ADN, no existe ningún test actualmente específico para la raza.

Al igual que otros gatos, presenta riesgo de padecer cardiomiopatía hipertrófica (HCM) la afección cardíaca más común en los gatos.

Literatura recomendada sobre el gato Angora Turco

 

Enlaces interesantes sobre el Angora Turco

Información interesante sobre el verdadero origen del gato Angora Turco.

Breed council CFA Turkish Angora 

 

[9] Errores que no deberías cometer nunca con los test de ADN en gatos

[9] Errores que no deberías cometer nunca con los test de ADN en gatos

Desde que irrumpieron en el panorama felino, hará unos 18 años en nuestro país, los test de ADN (DNA Testing) han ido aumentando en oferta, de forma que en la actualidad decenas de laboratorios ofrecen sus servicios tanto a particulares, como a criadores y veterinarios. 

Como ya te conté en el post MyCatsDNA la revolución de los test de ADN para gatos este tipo de test se ha convertido en una herramienta imprescindible para criadores, como ayuda a la selección y crianza de nuestros gatos. 

En el post de hoy, te voy a hablar sobre los 8 errores que no debes cometer nunca con los test de ADN de tus gatos. 

 

➊ No considerar necesario hacerlos

Hay test de ADN que directamente son obligatorios para poder criar con esos gatos, por ejemplo el GSD IV en el gato Bosque de Noruega en FIFE. 

Algunas razas, por la alta prevalencia de alguna patología concreta, se han diseñado test de ADN específicos para ellas, por ejemplo el que comentaba antes, GSD IV para gatos Bosques de Noruega, el PKD para persas y razas con antepasados persas, o el HCM para Maine Coons y Ragdolls, son solo algunos ejemplos. 

El problema surge con las razas que no tienen «test específicos», ya que se tiende a pensar que no tienen por qué realizar ninguno. En realidad cualquier raza, aunque sólo sea del test de grupo sanguíneo, para evitar la isolitrólisis neonatal felina, ya tiene sí o sí un test que debería hacer. Ya que incidencia baja de grupo B en la raza no significa «ausencia total» y el riesgo siempre está ahí. 

Ni que decir, de los criadores que directamente si no es «obligatorio» en su raza, pasan olímpicamente de gastar un sólo céntimo en algo que no consideran necesario. 

Hay muchos test de enfermedades que debería hacer cualquier criador, independientemente de su raza, aquí te dejo algunos ejemplos

➥ Cystinuria 

  • Enfermedad metabólica hereditaria, caracterizada por la formación de cálculos de cistina y cálculos en el tracto urinario. 
  • Los signos clínicos de la enfermedad incluyen obstrucción urinaria, salivación, apatía y convulsiones. 
  • El modo de herencia es autosómico recesivo. 
  • Puedes leer más sobre ella aquí. 

➥ Dihydropyrimidinuria 

  • Enfermedad metabólica hereditaria, caracterizada por una deficiencia de la enzima dihidropirimidinasa. 
  • Los signos clínicos de la enfermedad incluyen letargo, debilidad y vómitos, e hiperamonemia. 
  • El modo de herencia es autosómico recesivo. 
  • Puedes leer más sobre ella aquí. 

➥ Hyperoxaluria 

  • Enfermedad renal hereditaria, caracterizada por una acumulación de oxalato en los riñones. 
  • Los signos clínicos de la enfermedad incluyen, problemas musculares, debilidad, deshidratación y anorexia. 
  • El modo de herencia es autosómico recesivo. 
  • Puedes leer más sobre ella aquí. 

➥ Enfermedad de Niemann-Pick C2 

  • Enfermedad neurológica hereditaria, caracterizada por una deficiencia de la enzima dihidropirimidinasa. 
  • Los signos clínicos de la enfermedad incluyen letargo, debilidad y vómitos, e hiperamonemia. 
  • El modo de herencia es autosómico recesivo. 
  • Puedes leer más sobre ella aquí. 

 

Moraleja: No te engañes y no seas cutre, de nada te sirve seleccionar morfología y carácter, si no te preocupas de la salud y fortaleza. 

 

➋ No prestar atención a las instrucciones del laboratorio. 

Si mandas un test de ADN y no esta correctamente realizado, ya sea por ejemplo, porque no haya suficiente cantidad de muestra en el hisopo para analizar, te van a cobra el test (lógico) y tendrás que repetirlo, por lo que pagarás dos veces. 

Es por eso importante que sigas al pie de la letra las recomendaciones de cada laboratorio para la toma de muestras, ya que cada uno tiene unos hisopos diferentes y el proceso de raspado y secado es diferente. 

Aún así hay 2 reglas básicas comunes a todos. 

  • Que el gato no haya comido 15 minutos antes de tomar la muestra. 
  • Dejarlos secar antes de guardarlos. 

 

Moraleja: Mucho ojo con esto, no serás el primero ni el último, al que por no «hacerlos bien» le acaba saliendo económicamente muy caro. 

 

➌ No realizar los test inmediatamente, en caso de que el gato no los tenga. 

Cuando adquieres un gato nuevo para tu plan de cría, debes seguir un protocolo de cuarentena, pero aparte de eso, si sus criadores no te han entregado los test básicos de la raza sobre enfermedades genéticas, deberías realizarlos tu, de forma inmediata, ya que normalmente pueden llegar a tardar los resultados, entre dos semanas y un mes, dependiendo del laboratorio. 

Ten en cuenta que salvo que sea en UC Davis, tendrás que pedir los hisopos, que entre que los pides y te llegan, fácil ya pierdes una semana, más luego sumar lo que tardes en hacerlo, enviarlo, que los reciba el laboratorio, se pongan con ello y te manden el resultado, se te puede alargar a un mes… 

Muchos criadores esperan demasiado, tan demasiado que incluso tienen una camada antes de haber realizado los test y solo cuando algún descendiente o incluso el mismo gato, presenta problemas de salud que se corresponden con alguna de las enfermedades detectables por el test, o algún descendiente es testado por otro criador, lo realizan. 

Moraleja: no te fíes, realiza los test lo antes posible, porque las consecuencias pueden ser fatales para tu plan de cría. 

 

➍ No repetir los test, cuando adquieres un gato.

Este error es uno de los más comunes y nefastos. Para según que enfermedades de salud es muy, pero que muy importante que te asegures de que el gato es negativo. La única manera de que tengas la certeza, es realizando tú los test. No necesariamente tienen por qué haberte dado test falsos a propósito, quizás «ha sido un error del laboratorio». 

Te aseguro que son muchos, pero muchos los criadores que por fiarse, luego se han llevado grandes disgustos, al descubrir que esos test «eran erróneos». 

Este consejo es igualmente válido, si es el propio gato el que tiene el test hecho. Normalmente eso siempre es una mala señal, ya que si los padres están testados, como deben estar, no es necesario testar a su descendencia. ¿Cuándo se testa a la descendencia? cuando uno de los padres es positivo o portador de alguna patología. 

Moraleja: testa tú mismo siempre a todos tus gatos de cría, da igual que tengan los test hechos o no por otro criador. Si no lo haces así, y los gatos al final resulta que portan o están afectados de enfermedades fatales, eres tan culpable como el que te dio los «test con errores». 

 

➎ No cumplimentar todos los campos sobre la identidad del gato. 

Esto parece una tontería, pero sobre todo si se trata de un test de pruebas de salud y no de morfología (como pueda ser un color) es muy importante cumplimentar todos los campos sobre la identidad del gato, aunque el laboratorio te deje enviar el test con tan sólo lo básico. 

Como criador, ese test no sólo es para tu conocimiento, sino también para atestiguar a otros criadores interesados en la descendencia de tu gato, los resultados del test. 

Es importante sobre todo indicar el número de microchip y el nombre completo del gato, tal cual esta en su pedigree, nada de apodos, ya que de esa forma darás una imagen más profesional y veraz de cómo haces las cosas. 

Moraleja: las cosas bien hechas, siempre serán un plus para tu Cattery y las negativas… pues ya sabes. 

 

➏ Elegir un laboratorio desconocido para los demás criadores. 

Esto es un problema, debido a que si ya de por sí recomiendo siempre repetir los test, si encima son de un laboratorio desconocido, con más motivo aún. 

No es lo mismo tener, por ejemplo, un test de ADN de UCDavis, que de una universidad que es muy famosa allí, en su país, pero que al resto ni le suena y ni le va ni le viene. 

Un ejemplo típico, las universidades en España. Sé que algunos criadores realizan los test de ADN de sus gatos en la Universidad Complutense de Madrid o en la Autónoma de Barcelona. Ok, perfecto, no digo que no sean fiables, pero sinceramente no es Harvard, no es la Universidad de Pensilvania, no es un Laboratorio especializado, como pueda ser MycatsDNA, Orivet o Laboklin. Sencillamente, fuera de España, para otros criadores felinos, son lugares totalmente desconocidos y sin ninguna fiabilidad en cuanto a resultados. 

Es como si yo adquiero un gato y me dan unos test de ADN de una universidad de Italia. Pues sí, será muy famosa allí «en su pueblo», pero a nivel internacional en el mundo felino, no tiene reputación ninguna. 

Luego siempre hay que repetirlos, pero si me ofrecen ya de entrada unos test de un laboratorio desconocido totalmente, quizás ni tan siquiera adquiera el gato, porque sencillamente, no me fío. 

Moraleja: Si te vas a gastar el dinero en hacer test de ADN, al menos hazlos en un laboratorio o universidad con un prestigio internacional entre criadores de gatos. Sino, es dinero tirado porque muchos criadores, no van a creer en esos test. 

 

 

➐ No entregar los resultados de los test, con los gatitos. 

Si te has preocupado por la salud de tus gatos y les has realizado correctamente los test de ADN que correspondan a tu raza, no tiene ningún sentido que esa información «se quede para ti» o tan sólo lo comentes en tu web sin «mostrar nada». 

Si has realizado un test de ADN a un gato para una enfermedad concreta, entrégalo siempre con cada gatito descendiente suyo. 

El que sean de compañía no importa, quizás por ejemplo con el HCM, si ese gatito resulta que padece alguna patología cardíaca en el futuro, si tiene el test de ADN negativo de los padres, al menos el propietario sabrá que tu has hecho lo que estaba en tu mano para prevenir la enfermedad, en cuanto a lo que el test de ADN se refiere. 

Además el no mostrarlos, es un claro signo de ocultación, no tiene lógica que tengas unos test que no enseñas. Si los tienen y están correctos, no hay ningún tipo de excusa para no mostrarlos a los nuevos propietarios de tus gatos. Y como digo, da igual que sean de compañía o de exposición y cría. 

Moraleja: no guardes tus test de ADN, como si fueran la fórmula mágica de la cocacola, no lo son. Si no tienes nada que ocultar, no ocultes. 

 

➑ Realizar test que no corresponden a tu raza. 

Una cosa es que solicites un pack donde se incluyan todas las enfermedades, afecten a tu raza o no, como puede ser por ejemplo en MyCatDNA o en Orivet, y otra que te de por realizar test individuales que no son válidos para tu raza. 

Por ejemplo, el caso más común, el test de PKD… 

El PKD es una enfermedad que puede afectar teóricamente a cualquier gato, pero que se ha detectado más en gatos persas, exóticos y razas con antepasados de gatos persas y exóticos. ¿Hasta ahí ok, no? ¿por qué entonces razas que no son persas, ni exóticos ni tienen antepasados de esas razas realizan ese test? 

En serio, lo pregunto porque no sé la respuesta. Todas las razas tienen enfermedades o rasgos comunes, más interesantes para testar, que hacerlo de cosas que no les afectan en absoluto. 

Por ejemplo, el PKDef, (la eficiencia de la enzima Piruvato Quinasa Eritrocitaria «Erythrocyte Pyruvate Kinase Deficiency, PK Deficiency») es algo testable, (mucho más común que el PKD) y que sí afecta a muchas razas felinas, incluso a gatos comunes. 

Razas afectadas: 

  • Abyssinian 
  • Bengal 
  • Egyptian Mau 
  • Gato común 
  • La Perm 
  • Maine Coon 
  • Norwegian Forest Cat 
  • Savannah 
  • Siberian 
  • Singapura 
  • Somali 

 

Moraleja: testa con sentido, no gastes dinero en cosas innecesarias, cuando hay otras que sí deberías hacer, y no haces. 

 

➒ Criar con gatos positivos a enfermedades autosómicas dominantes 

Bueno esto que parece «obvio» es la mayor cagada de todas. 

Primero te voy a explicar los dos modos de herencia, no ligados al sexo, más importantes que debes entender. 

➥ Autosómico. 

Significa que el gen en cuestión está localizado en uno de los cromosomas no sexuales.

➥ Autosómico recesivo. 

Recesivo implica que se necesita que ambas copias del gen en cuestión estén alteradas, o mutadas, para que se produzca la enfermedad. De ahí que en las enfermedades «autosómicas recesivas» se hable de «portadores». 

Autosómico dominante. 

Dominante implica que una sola copia de la mutación relacionada con una enfermedad ya es suficiente para causar dicha enfermedad. Por tanto, no existe el estado de «portador» sino que el gato «siempre está afectado», ya sea de forma heterocigota u homocigota. 

Muchos criadores, sobre todo de según que razas, manejan gatos positivos de enfermedades autosómicas dominantes, con excusas para no dormir… 

Las dos exclusas más típicas: 

«Es que no se puede reducir drásticamente el pool genético» 

¿Crees que tu gato es la última coca-cola del desierto? tranquilo, no le pasa nada al pool genético porque tu gato no tenga descendencia. 

«Es que claro, este gato es una maravilla de ejemplar y es una pérdida insustituible para la raza eliminarlo de la línea» 

Sinceramente ¿en serio crees que es tan bueno? no te engañes, ni pretendas engañar a los demás. NINGÚN gato es tan bueno, como para criar gatos enfermos «a propósito». De ser la excepción, ese gato único que consideras el mesías de su raza etc etc. como mucho podrías asumir «el sacrificio» teniendo una camada Y PUNTO, no 5 camadas, porque no te sale ese gato bueno negativo que va a sustituir al positivo. Si un gato no te da un descendiente aceptable y negativo en una generación, asúmelo, no es tan bueno. 

Aquí además se juega con el engaño a diversos niveles, para ello voy a dejar claro qué es un positivo, en el caso de las mutaciones autosómicas dominantes. 

Un positivo, en una mutación autosómica dominante, es un gato que está «afectado» por una mutación que puede producir una enfermedad. 

Por ejemplo, un gato puede tener tres resultados: negativo, homocigoto positivo, heterocigoto positivo. 

Un resultado negativo de la prueba, significa que el gato no tiene la mutación específica que se está probando. 

Un heterocigoto positivo tiene una copia anormal del gen y una copia normal. Estos gatos pueden desarrollar la enfermedad de leve a moderada o grave. Un homocigoto positivo tiene dos copias anormales del gen y puede desarrollar la enfermedad, de moderada a grave. 

A esto se le añade que algunas enfermedades, que se manifiestan de forma autosómica dominante, presentan una «penetrancia incompleta» y «expresión variable». 

  • Penetrancia incompleta significa que algunos afectados por la mutación no manifiestan la enfermedad. 
  • Expresión variable, se refiere a que la enfermedad se manifiesta de diferente forma en distintos individuos positivos. 

Como no eres adivino, deberías criar en base a CERTEZAS, no EXPECTATIVAS. 

Si el gato es positivo a una mutación letal, sea heterocigoto u homocigoto, es una CERTEZA. El que luego se manifieste o no, y muera de otra cosa o no, no significa que no esté afectado de una manera u otra. 

¿Que debido a la penetrancia incompleta o la expresión variable pueda morir de otra cosa? eso es una EXPECTATIVA. 

Moraleja: las únicas tres reglas básicas de toda crianza son, por este orden, criar en base a la Salud, Carácter y Belleza. Si estás criando A PROPÓSITO gatos positivos, te estás cargando el primer y más importante punto de los tres. 

 

Si te interesa el tema del HCM, puedes ver una presentación magistral sobre ello, del veterinario Tarsicio Marco Valero en este enlace. 

Conclusiones

Los test de ADN son necesarios. Los veterinarios y genetistas nos aportan herramientas para que la crianza de gatos sea lo más sana y controlable posible. Si no lo haces por sentido común, al menos que sea por honrar el esfuerzo que está haciendo este colectivo para nosotros. 

Presta atención a las instrucciones del laboratorio. Si lo haces mal y no puede analizarse, te van a cobrar igual. 

Si adquieres un gato a un criador que no ha realizado o no te ha dado ningún test de ADN del gato, hazlos tú lo antes posible. Tanto por estar informado de ello, como ante posibles reclamaciones, cuanto antes mejor. 

En caso de tener los test de los padres del gato que has adquirido, hazlos tú de nuevo, no confíes en ellos al 100%. Más de uno y más de dos, se han llevado luego sorpresas desagradables. 

Cuando tengas que realizar test de ADN, elije un laboratorio reconocido internacionalmente por el resto de criadores. Sino, no serán considerados «fiables». 

Teniendo en cuenta que debes mostrárselos a otros criadores, que quieran adquirir tus gatos, indica de forma correcta todos los datos del gato. Entrega siempre una copia del resultado de los test de tus gatos a sus descendientes. Ya que los tienes y te has gastado el dinero, que te luzca un poco. Si dices que los has hecho, pero los ocultas, da que pensar. 

No realices test que no corresponden a tu raza, salvo que sea porque vienen en un pack. Es tirar el dinero en algo que no tiene sentido, cuando podrías estar usándolo para cosas necesarias. 

No críes con gatos positivos. Cada uno tiene su propia ética de cría, si la tuya es criar gatos con enfermedades a propósito, ok, es lo que hay, pero de no ser así, no te dejes influenciar por lo que hagan el resto de criadores. 

 


Espero que te haya resultado útil y que tanto si estás de acuerdo como si no, te haya hecho al menos reflexionar sobre ello. 

Si quieres expresar tu opinión sobre este tema, no te cortes, abajo tienes los comentarios a tu disposición. 

Para compartir, puedes hacerlo libremente a través de los botones que he puesto a mano para ello. 


Quizás pueda interesarte también:

[8] errores clásicos que comenten casi todos los nuevos criadores

Gato Abisinio: guía completa para amantes de la raza.

Gato Abisinio: guía completa para amantes de la raza.

Tiempo estimado de lectura del post: 7mins

 

El gato Abisinio es una de las razas felinas conocidas más antiguas y hoy en día aún conserva el aspecto del antepasado salvaje de todos los gatos domésticos, el gato de la jungla de felis lybica.

 

Datos Generales sobre el gato Abisinio

  • Lugar de origen: desconocido posiblemente Etiopía.
  • Origen de la raza: natural.
  • Cuerpo: semi-foreign.
  • Peso: entre 3 y 5 kilos.
  • Tipo de pelo y longitud: corto.
  • Colores: ruddy (tawny), chocolate, cinnamon (sorrel), blue, lilac, fawn.
  • Variedad: tabby, silver
  • Razas hermanas: somalí (variedad de pelo largo)

 

Origen del gato Abisinio

El Abisinio es una de las razas de gatos más antiguas conocidas, que se remonta al antiguo Egipto hace 4.000 años.

Los gatos momificados en las tumbas egipcias descubiertas por los arqueólogos modernos tienen un aspecto similar al abisinio de hoy.

En 1868, después de que Gran Bretaña derrotara a Abisinia (ahora Etiopía) en la Guerra de Abisinia, un soldado británico regresó a casa con un gatito llamado Zula, que es considerada la gran dama de todos los abisinios modernos.

En la década de 1900 llegaron los primeros Abisinios a América del Norte, pero no comenzaron a ser populares hasta la década de 1930.

Estudios recientes de genetistas muestran que el origen más probable del gato Abisinio, es la costa del Océano Índico y partes del sudeste asiático. De hecho, el primer gato Abisinio identificable se encuentra en una exhibición taxidérmica en el Museo Zoológico de Leiden en Holanda. Este gato fue adquirido alrededor de 1834-1836 a un proveedor de exhibiciones de pequeños gatos salvajes y el fundador del museo lo etiquetó como «Patrie, domestica India».

Aunque el abisinio como raza se refinó en Inglaterra, su introducción a ese país y otros puede haber sido el resultado de la parada de colonos y comerciantes en Calcuta, el principal puerto del Océano Índico.

 

El gato Abisinio en las Asociaciones Felinas

 

 

 

 

  • The Cat Fanciers’ Association (CFA)
  • Nombre: Abyssinian
  • Reconocimiento: completo.
  • Año de reconocimiento: 1965
  • Cruces permitidos: Ninguno.
  • Razas hermanas: Ninguna
  • Colores reconocidos: ruddy, red, blue, fawn
  • Notas especiales: Se requiere un pedigrí de ocho generaciones para registrar gatos de otra asociación.
  • Estándar: Gato Abisinio en CFA

 

 

 

 

  • The International Cat Association (TICA)
  • Nombre: Abyssinian
  • Reconocimiento: completo.
  • Año de reconocimiento: 1979.
  • Cruces permitidos: ninguno.
  • Razas hermanas: ninguna.
  • Colores reconocidos: ruddy, sorrel, blue, fawn, silver.
  • Estándar: Gato Abisinio en TICA

 

 

 

 

  • Word Cat Federation (WCF)
  • Nombre: Abyssinian
  • Reconocimiento: completo.
  • Cruces permitidos: ninguno.
  • Razas hermanas: somalí.
  • Colores reconocidos: ruddy, sorrel, blue, fawn, cinnamon, silver.
  • Estándar: Gato Abisinio en WCF

 

 

 

 

  • Federation Internationale Feline (FIFE)
  • Nombre: Abyssinian
  • Reconocimiento: completo.
  • Cruces permitidos: ninguno.
  • Razas hermanas: somalí.
  • Colores reconocidos: ruddy, sorrel, blue, faw, silver.
  • Notas especiales: Las crías de abisinios procedentes de apareamientos entre abisinios y somalíes pueden tener «var» en su registro.
  • Estándar: Gato Abisinio en FIFE

 

Características del gato Abisinio

Los abisinios son gatos ágiles, delgados, de hueso fino y  tamaño mediano con músculos bien desarrollados.

Su cabeza es triangulare con ojos almendrados de oro, verde, avellana o cobre, y orejas grandes y puntiagudas.

Su nariz y mentón están alineados verticalmente cuando se ven de perfil.

Tienen patas delgadas, pequeñas y colas largas y anchas.

 

Carácter

El gato abisinio es leal, cariñoso, muy inteligente e interactivo con sus dueños y su entorno. Ningún lugar queda inexplorado y, sin embargo, rara vez tiran algo de un estante o encimera.

Son compañeros maravillosos que están muy interesados ​​en todo lo que les rodea y en lo que hacen los demás. Les gusta la buena vista de su entorno, así que puede esperar encontrarlos encima del refrigerador, las puertas o las estanterías.

Se entretienen con cualquier movimiento que se mueva afuera, lo que hace que los comederos para pájaros sean visibles a través de una ventana. Decir que muestran una intensa curiosidad por todo lo que los rodea es quedarse corto. Por lo general, no se lo considera un gato faldero debido a sus altos niveles de energía y curiosidad. Los gatos Abisinios, ocasionalmente visitan tu regazo o encuentran una manera debajo de las sábanas para pasar tiempo cerca de sus amados dueños.

Compañeros atractivos para personas de todas las edades, son más felices en compañía de otros, les encanta jugar y encontrarán formas de involucrarlo en sus actividades. Si bien son extremadamente sociales, no siempre están contentos con grandes poblaciones de gatos donde tienen que compartir la atención.

Colores del gato Abisinio

Los cuatro colores más comunes de los abisinios son; Ruddy, Red, Blue y Cream.

La CFA solo reconoce cuatro capas de color del abisinio: rojizo, azul, leonado y rojo. Otros colores incluyen acedera, carey, crema, chocolate y lila.

Los gatos Abisinios, se caracterizan por sus pelajes atigrados, cortos y finos, de colores vibrantes, sin marcas en las patas, la cola y el cuello.
Cada uno de sus pelos está marcado con casi seis bandas de color: oscuro en la punta, más claro en las raíces y viceversa.

Los gatitos abisinios originalmente tienen pelajes oscuros que se aclaran a medida que envejecen.

 

Cuidados del pelaje

En cuanto al pelaje, se trata de un pelo corto que apenas requiere de mantenimiento. Un cepillado ocasional, más intenso en época de muda, será suficiente.

Corte de uñas periódico, revisión general del estado de orejas, dientes etc, será suficiente para estar atento en caso de cualquier anomalía y poder actuar a tiempo.

 

 

La Salud del Gato Abisinio

Es una raza en general fuerte, sana y longeva.

Existen dos enfermedades que también se dan en otros gatos, que se recomienda testar por ADN en esta raza de forma específica.

 

La deficiencia de piruvato quinasa PKdef

La deficiencia de piruvato quinasa (PKdef) es un trastorno hereditario genético que afecta a los glóbulos rojos.La enzima piruvato quinasa se utiliza para producir la energía de los glóbulos rojos. Una deficiencia de piruvato quinasa impide esta producción de energía.
Los glóbulos rojos se destruyen así prematuramente y el gato es anémico.

Aunque la anemia por PKdef puede ser de diversa gravedad, los gatos con PKdef tienen una vida útil normal. Por lo general, se observan fases de remisión de la anemia en gatos afectados.
Los síntomas de PK-def debido a la anemia son letargo, debilidad, intolerancia al ejercicio y pérdida de peso.

 

Atrofia retinal progresiva (PRA)

Esta atrofia progresiva de la retina es una forma hereditaria y rara de ceguera. En el caso del gato abisinio, se han encontrado dos mutaciones que producen la enfermedad.

 

  • Atrofia progresiva de retina (PRA rdAc)

Esta atrofia progresiva de la retina es una afección hereditaria de ceguera de inicio tardío.
Los gatos afectados tienen una visión normal al nacer que degenera lentamente en ceguera.

  • Atrofia progresiva de retina (PRA Rdy)

Esta atrofia progresiva de la retina es una forma hereditaria y rara de ceguera de inicio temprano.
Los gatos afectados tienen un desarrollo retardado y degeneración de las células fotorreceptoras, lo que conduce a la ceguera a las 7 semanas de edad.

 

 

 

Literatura recomendada sobre el gato abisinio

 

 

 

Enlaces interesantes sobre el Abisinio

[11] Datos curiosos sobre el gato abisinio.

 

Microchip de identificación en gatos ¿es realmente tan necesario?

Microchip de identificación en gatos ¿es realmente tan necesario?

Seguro que como gatero, alguna vez te has hecho la pregunta, «el microchip de identificación en gatos ¿es realmente tan necesario?».

Si acabas de hacerte cargo de un gato, por medio de una protectora, un criador o una tienda, siempre tendrá (o debería) tener ya implantado el microchip. Pero puede darse la circunstancia de que tú mismo hayas recogido de la calle un gato o te lo haya cedido/regalado un particular. En ese caso es muy posible que tu gato no tenga microchip y tengas que decidir en si es o no necesario.

Según estudios de la Fundación Affinity, solamente el 4% de los gatos recogidos por las protectoras, estaban identificados, puedes ver una infografía de los datos del 2020 aquí.

Muchos propietarios, siguen sin entender la importancia del microchip y por eso en este post te voy a explicar:

  • Qué es el microchip.
  • Para qué sirve.
  • Qué tienes que hacer para ponérselo.
  • Por qué es, en mi opinión “imprescindible” que tu gato lo tenga.

 

¿Qué es el microchip?

En pocas palabras, es un modo de identificación para tu gato, en el que se utiliza un implante subcutáneo, también llamado  «transponder» o «transpondedor».

En dicho implante, figura un número único, que se asocia a una base de datos donde figuran tus datos de contacto.

La mayoría de los implantes de microchip contienen tres elementos:

1. Un “chip’ o circuito.
2. Un inductor de bobina.
3. Un condensador.

El microchip, es un dispositivo electrónico (RFID pasivo), encapsulado en biocristal,  marcado con ácido o cristal con una capa de polipropileno, más o menos del tamaño de un grano de arroz, en el que se encuentra previamente grabado un número único e inalterable, que identifica al gato como si de un DNI se tratara.

¿Qué beneficios tiene para tu gato?

  • Lo más importante es la facilidad con la que podrías recuperar a tu gato en caso de que se perdiera o fuera robado.
  • Si se diera el caso, de que tu gato muriera mientras está extraviado, sino tiene microchip, nunca sabrás que fue de él. Al tenerlo, los servicios de recogida te avisarían.
  • También puedes utilizarlo para las “puertas gateras” o “comederos electrónicos”, que funcionan como si se tratara de un escáner lector, que al detectar el microchip de tu gato, hace que la gatera, o el cuenco de comida, se abra.
  • Además, algo muy importante, es que el “dueño legal” del gato, es a nombre de quien esté puesto el microchip. Esto es fundamental, especialmente en caso de robo o separación, de cara a la disputa por su propiedad.
  • En caso de tener que desplazarte. Para viajar fuera de tu propio país, es obligatorio que tenga tanto microchip, como pasaporte y si viajas con el gato a una Comunidad Autónoma, donde es obligatorio, tendría que estar identificado también. Así que, como no sabes si esa circunstancia puede darse o no, mejor tenerlo puesto antes y así no tendrás problemas.

 

¿Cómo es el microchip de identificación?

El microchip está preinsertado en un inyector estéril de un solo uso (su propio aplicador) y con una ristra de etiquetas identificativas con el número del microchip y el código de barras que lleva grabado en su interior.

Es indoloro e invisible, además es permanente y no puede ser extraído, alterado o destruido.

 

¿Cómo funciona un microchip?

Al pasar el lector (escáner) este emite ondas de radio de baja frecuencia sobre el gato, de forma totalmente indolora para él, y cuándo es localizado, el chip se “activa”, utilizando la energía del escáner, (técnica de inducción).

El microchip devuelve la onda de radio detectada y escáner interpreta la señal convirtiendo los datos binarios en datos decimales de forma se pueden leerse por medio de un código en la pantalla de cristal líquido del lector.

 

¿Qué tipos de microchip puedo encontrar?

Puedes encontrar básicamente, tres tipos de microchips.

  1. Normales: 2,00 mm x 12,00 mm.
  2. Pequeños:1,40 x 10,30 mm. o de 1,40 y 8,50 mm.
  3. Térmicos: 2,12 mm x 13,00 mm

# Normales

Estos son microchips, de tamaño «normal» digamos que ni pequeños ni grandes. Son los más usados en las clínicas mixtas (perros, gatos y animales exóticos).

 

# Pequeños

Estos son ideales para gatos, ya que por su tamaño son los menos traumáticos a la hora de insertarlos.

En España podemos encontrar dos modelos.

  1. Lifechip petite de Urano Vet, ver pdf de información aquí.
  2. Felixcan nimi, ver pdf de información aquí.

# Térmicos

Los microchip térmicos, suponen una ventaja extra, especialmente para los gatos, que por lo general se estresan mucho con la toma de temperatura rectal.

Este tipo de microchip tiene un biosensor de temperatura integrado, lo que permite leer simultáneamente la temperatura de forma rápida y no invasiva, y además el número de identificación de tu gato. Es especialmente útil, en caso de la monitorización de la temperatura durante una cirugía y en las hospitalizaciones, ya que cualquier cambio de temperatura, es detectado de forma instantánea.

Este microchip, mide la temperatura subcutánea del gato, que es diferente de la temperatura rectal, pero en condiciones normales, la diferencia suele ser inferior a ± 0,75ºC.

El lugar de implantación donde mayor correlación existe con la temperatura rectal es el espacio interescapular, por eso estos microchips es mejor no ponerlos en el lado izquierdo del cuello, sino en el centro. Hay que esperar 48 horas tras la implantación para que la detección de temperatura sea fiable.

Biotherm®, es el único microchip térmico comercializado en nuestro país.

 

 

Si utilizas este microchip, ten en cuenta que cualquier lector de microchips del mercado puede leerlo, pero sólo lectores especiales para este tipo de microchip, podrán indicar la temperatura.
Aquí puedes ver un vídeo sobre los microchips térmicos.

Y aquí puedes encontrar más información: Biotherm

¿Qué características tiene el número de microchip?

El microchip de identificación en gatos que elijas, debe cumplir con la norma ISO.

El Comité Internacional de Registro Animal (International Comittee for Animal Recording, ICAR) es un organismo responsable, entre otras cosas del cumplimiento de los productos de RFID con la norma ISO 11784/85.

  • Todos los microchips que cumplen con la norma ISO, contienen sólo 15 números, sin letras.
  • Los 3 primeros dígitos del código significan el identificador del fabricante. Normalmente comienzan con el número 9
  • Si el primer dígito del código comienza con un número distinto al 9, representa el código de país del microchip.
  • Si por algún motivo, tu gato tiene un microchip no ISO, deberás tener su propio lector para poder identificarlo.

 

¿El microchip supone algún riesgo para la salud de mi gato?

En realidad se considera que no, ya que los riesgos son mínimos y los beneficios sobrepasan con creces los riesgos.

Básicamente serían:

 

  • La migración potencial del chip a otra ubicación.
    Para prevenir la migración, el microchip una vez identificado por el organismo, forma una capa de proteína alrededor adhiriéndose permanentemente a este.
    Aun suponiendo que el microchip migrara, normalmente es al hombro o al codo, y no tienen por qué suponer ningún problema

 

  • Desarrollo de tumores en el sitio de la inyección.
    Los gatos son de por sí, propensos a fibrosarcomas por inyecciones subcutáneas, de ahí que se hayan realizado diversos estudios sobre la sospecha de incidencia de tumores malignos en la zona de implantación debidos al microchip.
    Pero hasta la fecha, los casos son extremadamente raros y poco numerosos.

 

  • Reacciones inflamatorias.
    En algunos casos puede ocurrir, que la zona se inflame durante un tiempo. Es algo poco probable y que ocurre en contadas ocasiones.

 

  • Fallo del microchip.
    Esto es también muy raro que ocurra. Los microchip están preparados para funcionar sin problema una media de 25 años y se reportan muy pocos casos de mal funcionamiento.

 

¿Por qué debería ponerle el microchip a mi gato si no sale de casa?

Has llegado a la pregunta del millón…

Porque SÍ sale de casa, una cosa es que no lo tengas «suelto», algo nada recomendable, (además de ilegal) y otra que des por sentado que tu gato no sale de casa.

Aunque solo sea para ir al veterinario, el gato sale y puede perderse.

Además siempre cabe la posibilidad de que ocurran accidentes, en los que quizás no has pensado, que den lugar a que el gato salga de casa.

 

  • Catástrofes varias: Incendios, terremotos, inundaciones etc: si sucede cualquiera de esas cosas en casa, tanto si tú estás y lo dejas libre para que pueda huir como si entran los bomberos, el gato saldrá y en caso de no tener microchip te va a ser muy, pero que muy difícil, por no decir imposible, volver a localizarlo.

 

  • Accidentes de coche: si tienes un accidente de coche con el gato dentro, al ir al veterinario o en cualquier otro desplazamiento, es fácil que el trasportín se rompa, especialmente si no está colocado en lugar seguro dentro del habitáculo del coche (el lugar más adecuado, es en el suelo, tras los asientos delanteros). Si tu gato en plena carretera, sale corriendo, sin chip.. puede perderse o que le atropelle un coche, con suma facilidad.

 

  • Visitas en casa: si das una comida cena etc., tus invitados no estarán tan pendientes de la seguridad de tu gato, en cuanto a cierre y apertura de puertas. Es muy común en gente no gatera, quedarse plantada delante de la puerta abierta de casa hablando….

 

  • Asistentas: las asistentas son el depredador número 1 del gato doméstico. Hay de todo, obviamente, pero en general, un gato nunca es bienvenido por las asistentas, que ven incrementado su trabajo x3, entre pelos, arena etc. y encima tener que tener cuidado de no dejarse la puerta abierta, no poder ventilar a lo loco, con las ventanas abiertas de par en par, cuidado con los productos químicos al fregar etc. Un asistenta descuidada, puede dejar puertas y ventanas abiertas con suma facilidad y que tu gato salga de casa.

 

  • Mudanzas: un poco lo mismo, en el momento en el que el gato se encuentra en un entorno con gente no acostumbrada a gatos, que abren y cierran puertas y ventanas sin control, hay un riesgo muy elevado de que tu gato se pierda.

 

  • Vacaciones: si te ausentas de casa, largas temporadas de tiempo seguidas, ya sea por trabajo o de vacaciones (más de dos semanas) podrías plantearte el llevar a tu gato contigo, pero ojo, el lugar donde vayas, sea hotel, apartamento, casa de familiares etc, tendrá que tener las mismas medidas de seguridad que tiene tu casa, de forma que evites que tu gato acceda al exterior, y por tanto pueda perderse. Es muy normal, que no encuentres un lugar lo suficientemente seguro para tu gato y si no tienes mucho cuidado, se extravíe.

 

¿Es obligatorio que mi gato esté identificado por medio del microchip?

La normativa en cuanto a identificación, se rige en España por las Comunidades Autónomas.

En la actualidad es obligatorio en:

  • Andalucía.
  • Cantabria.
  • Cataluña.
  • Galicia.
  • Madrid.

En el resto, es recomendable.

En las que es obligatorio, hay que implantarlo antes de los 3 meses de vida o en su defecto, al mes de hacerte cargo de un gato que no lo tiene.

También es obligatorio en algunas situaciones, por ejemplo:

  • En caso de viajar en avión, tanto si es al extranjero como dentro de España. Es obligatorio que tenga tanto microchip como pasaporte.
  • Si vacunamos al gato de la rabia, ya sea porque queremos o porque es obligatorio en esa Comunidad Autónoma, es imprescindible tanto el microchip como el pasaporte.

¿Cuáles son las bases de datos de microchips?

Existen diferentes tipos:

1. Por Comunidad Autónoma.
2. Nacionales.
3. Internacionales.

 

 

Por comunidad autónoma

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Madrid: Registro RIAC
  • Web: www.riacmadrid.org

 

 

 

 

 

Nacionales

 

Internacionales

 

 

¿Qué datos van unidos al número de chip?

Cada base de datos, funciona de forma independiente y puede solicitar, a la hora de registrarlo, una información u otra, pero básicamente en todas funciona más o menos así.

Los datos que puedes consultar, dentro de cada base de datos son:

  • Relativos al «estado o situación» del gato.
  • Datos del gato.
  • Datos e información, de contacto del propietario.
  • Datos del veterinario que lo ha implantado.

# Estado o situación en la base de datos

  • En qué base de datos figura registrado y en qué fecha fue implantado el microchip.
  • Situación del gato (activo, desaparecido, fallecido) Fecha de actualización.

# Datos sobre el gato

  • Código identificador: (el número de microchip) Pasaporte: (el número de pasaporte)
  • Fecha de nacimiento: (dd/mm/aa) Especie: (en este caso, felina)
  • Sexo:
  • Raza:
  • Nombre:
  • Aptitud: (compañía, cría)
  • Dirección de la mascota: (donde resida el gato)

# Datos del propietario

  • Nombre y apellidos:
  • Dirección:(del propietario, que puede ser diferente a la del gato) Teléfono: (da opción a poner 3)
  • Email: (da opción a poner 1)

 

¿Qué tengo que hacer si quiero que mi gato esté identificado con un microchip?

Solo el veterinario puede poner y registrar el microchip, y solamente los veterinarios autorizados a ello.

Puedes ver un listado de Veterinarios autorizados en la base de datos de microchip de cada Comunidad Autónoma.

Mi recomendación es que primero decidas que tipo de microchip quieres poner a tu gato, si de tamaño normal, mini o término y en base a eso llames a los veterinarios de tu zona para ver cuál dispone del tipo de microchip que has elegido (no todos utilizan los tres tipos) o si tienes un veterinario favorito, que no tiene el microchip que quieres, solicitar que lo pida para ti.

Una vez que has encontrado al veterinario que lo tiene, pides hora y vas con tu gato y su cartilla de vacunación o pasaporte, no es necesaria ninguna preparación previa, ni estar en ayunas ni nada de nada, ya que es un pinchazo subcutáneo, que si el veterinario tiene la habilidad necesaria, el gato ni se va a enterar.

Una vez le ha introducido el microchip, en el lado izquierdo del cuello, o en el central, pasará el lector para asegurarse de que está activo y todo correcto.

En la cartilla o pasaporte, indicará en qué zona ha colocado el microchip. Después tendrás que rellenar un documento con tus datos y firmarlo .

Con ese documento y esos datos el veterinario lo inscribirá en la Base de datos que corresponda.

 

 

¿Ponerle el microchip es doloroso?

El microchip es un procedimiento rápido y relativamente indoloro, parecido a la molestia que pueda sentir el gato al ponerle una vacuna.

El que sea más o menos doloroso o molesto, depende de varios factores:

  • El tamaño del microchip: cuanto más grande sea el microchip, más grande es también el aplicador y por tanto mayor la incisión.
  • La habilidad del veterinario: esto es fundamental, un veterinario experto y con una técnica segura y firme, se lo colocará rápidamente sin que apenas se dé cuenta.
  • La edad de tu gato: cuanto más joven sea el gato, más fina es su piel y más fácil será colocarlo.
  • Si el gato está esterilizado o no: especialmente los machos no castrados, por motivos hormonales tienen la piel «más dura» que un gato castrado, y por eso en esos casos puede costar más la maniobra para introducirlo.

Lo normal es que se ponga sin anestesia, pero en algunos casos el veterinario puede decidir utilizar una crema anestésica tópica en la zona de inoculación o si va a realizar alguna cirugía, por ejemplo la esterilización, aprovechar ese momento para ponerle el microchip, cuando esté bajo anestesia.

 

 

¿Qué documentación me entregarán una vez esté insertado el microchip?

# Tarjeta de identificación.

Dependiendo de la Comunidad Autónoma, podría llegarte por correo ordinario una tarjeta de identificación con los datos de tu gato en el registro.
En Madrid por ejemplo, no te envían nada, sencillamente el veterinario te dará una tarjeta roja donde se pega el código de barras del microchip.

# Chapa de identificación

En Cataluña, aparte de la tarjeta con sus datos, te envían una placa con un código QR, de forma que con cualquier móvil, puedan conocer el número de chip y buscarlo en la base de datos.

En Madrid, también te dan una chapita, igual de cutre que la tarjeta.

¿Cuánto cuesta poner un microchip?

Depende del veterinario, el tipo de microchip de identificación en gatos y de la Comunidad Autónoma, pero ronda de media los 30 euros.

Poner el microchip implica pagar por:

  • El microchip en sí.
  • La maniobra de insertarlo.
  • La gestión de darlo de alta en la base de datos correspondiente y dependiendo de la comunidad autónoma, también para darlo de baja en caso de fallecimiento.

 

¿Cómo funciona el microchip en caso de que tu gato se pierda?

Como ya has visto, tus datos van unidos al código que va grabado dentro del microchip del gato, por tanto si lo recoge la policía local, una protectora, o cualquier persona que lo lleve a un veterinario, al pasar el lector de microchip y con ese número, acceder a la base de datos, te localizarían para que pudieras recuperarlo.

Si el gato fuera encontrado en otra comunidad autónoma, su microchip no aparecerá como dado de alta en la base de datos de esa comunidad, pero por medio de REIAC, que es la base de datos Nacional, sólo con el número de microchip, ya se podría conocer, dónde está registrado y tus datos de contacto.

En algunas bases de datos, por ejemplo en Madrid, tienen un apartado llamado Declaración de Extravío de Animal, desde el cuál, cambias el estado y aparece como DESAPARECIDO. Es importante que si tu gato se pierde, realices esta gestión y cambies el estado, ya que de no ser así y tu gato es encontrado, sería considerado ABANDONADO.

Artículo 4, definiciones.

Punto 4. Animales abandonados: se considera animal de compañía abandonado todo aquel que pudiendo estar o no identificado de su origen o propietario, circule por la vía pública sin acompañamiento de persona alguna y del cual no se haya denunciado su pérdida o sustracción, o aquel que no sea retirado del centro de recogida por su propietario o persona autorizada en los plazos establecidos en esta Ley.

Punto 5. Animales perdidos o extraviados: aquellos animales de compañía que, estando identificados o bien sin identificar, vagan sin destino y sin control, siempre que sus propietarios o poseedores hayan comunicado el extravío o perdida de los mismos. En caso de animales identificados, deberá haberse comunicado la pérdida al Registro de Identificación de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid.

Si se considera ABANDONADO, obviamente te multarían por abandono, que supone una infracción denominada «muy grave» que conlleva una multa de 9.001 euros a 45.000 euros.

 

¿Existen opciones al microchip?

El microchip es sin duda la mejor opción y no hay nada que pueda sustituirlo, lo que sí puedes es utilizar otros métodos para «potenciar» su localización, pero siempre serán por medio de un collar, lo cual no suele ser muy recomendable en gatos, salvo para situaciones puntuales, por ejemplo, si vas ha realizar algún viaje.

Los collares pueden producir ahogamientos, si el gato queda enganchando en algo, y en caso de ser «antiahogamiento» se podrán soltar y seguirás en las mismas de cara a identificarlo.

¿Y eso del tatuaje en la oreja? es un método ya obsoleto, que consistía en marcar en las caras internas de las orejas con un código de números y letras, con tinta negra. Este método era muy doloroso, por lo que era necesario realizarlo bajo anestesia general.

# Las actuales opciones al microchip serían, básicamente distintos dispositivos colgados a un collar o arnés.

  • Chapas con código QR.
  • Placas de RFID (radiofrecuencia).
  • Colgantes con GPS.
  • Colgante de identificación con cápsula de almacenamiento.
  • Chapita de toda la vida, con nombre y teléfono escrito.

 

Mi opinión

Utilizar el microchip de identificación en gatos, además de recomendable sí o sí, es un dispositivo obligatorio por Ley en varias Comunidades Autónomas en España y seguramente en el futuro, en todas.

No supone prácticamente ningún riesgo de salud para tu gato, ni el ponerlo ni el llevarlo y los pros como puedes ver, compensan con mucho los contras, que básicamente sólo hay uno, que hay que ir al veterinario para ponerlo y pagar. El resto, todo ventajas.

El tipo de microchip que recomiendo para gatos, es el térmico o los minis.

Así que si aún te lo estás pensando, no esperes a que pase algo y tengas que arrepentirte.

 

 


 

Si te ha gustado, no te cortes y comparte.

Para añadir algo, quejarte o cualquier manifestación por tu parte, ya sabes, deja tu comentario sin ningún pudor.

 

Besos mil

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido