Enseñar a tu gato con el clicker

Enseñar a tu gato con el clicker

Tiempo estimado de lectura del post: 13mins

Enseñar a tu gato con el clicker, puede ser algo que ni si quiera se te había pasado por la mente. Los gatos por regla general se dedican a educarnos a nosotros y este concepto de pretender que hagan lo que queremos, nos puede resultar increíble y sorprendente.

Estreno esta sección de reseñas de libros sobre gatos, con «Enseña a tu gato con el clicker» de Karen Pryor, ya que sí, es posible enseñarlos con este sistema típico en el adiestramiento para perros y otros animales.

¡Incluye un clicker de regalo!

Ficha técnica

    • Título: Enseña a tu gato con el clicker.
    • Autor: Karen Pryor.
    • Idioma: Castellano.
    • Título Original: Getting Started: Clicker Training for Cats.
    • Idioma Original: Inglés.
    • Fecha: 25 de Agosto de 2017.
    • Idioma: Castellano.
    • Género: Adiestramiento.
    • Editorial: KNS EDICIONES.
    • Edición: Nº1.
    • Número de páginas: 94.

Sobre la autora

Karen Pryor es una bióloga especializada en psicología conductista y los mamíferos marinos.

Fundadora y destacada defensora del método de adiestramiento y comunicación con el clicker, un sistema basado en la aplicación del refuerzo positivo con marcadores, lo que se conoce como «clicker capacitación».

Entre sus cargos más importantes, también fue comisionada de Mamíferos Marinos para el gobierno de los Estados Unidos

Este libro ha sido galardonado con el premio de la «Cat Writers Association» al mejor libro de comportamiento.

Autora de múltiples libros de divulgación sobre adiestramiento, vive en Massachusetts donde se encuentra la sede de su empresa Karen Pryor Clicker Training

Karen se retiró de la gestión de la empresa en 2014 y actualmente es gestionada como vicepresidente ejecutivo por Ken Ramírez, uno de los entrenadores de animales más respetados en el mundo.

Si quieres seguirla en redes sociales, para conocer más a fondo su trabajo, esta es su página de facebook.

Índice del libro

1. Introducción.

    • ¿Para qué enseñar a un gato?
    • Mejorar la vida diaria y actitud del gato.
    • ¿Qué es el adiestramiento con el clicker?
    • Pongámonos en marcha.
    • ¡Manos a la obra! nuestra primera sesión de clicker.
    • ¿El gato no nos hace caso?
    • Conformar el primer comportamiento.
    • ¿Cuánto debe durar una sesión?
    • Finalizar la sesión.
    • Más adiestramiento con dianas.
    • Atrapar algo bonito.
    • Hacer click sin un clicker.
    • Miedo al clicker: un problema temporal.
    • Conseguir que los premios sean más apetecibles.
    • Alternativas a los premios de comida.
    • El diario del clicker.
    • ¿A qué ritmo podemos avanzar?

2. Comportamientos útiles.

    • Venir cuando se le llama.
    • Enseñar señales.
    • Lugares, por favor: la alternativa a pedir.
    • Permanecer en un lugar más tiempo cada vez.
    • Ir de la correa.
    • La orden «en brazos».
    • Garras inofensivas.
    • Aseo y manejo.
    • Adiestrar a varios gatos.

3. Diversión.

    • El gato adiestrado con el clicker
    • Agility para gatos.
    • Música felina.
    • Sigue el punto: lo último en deportes para gatos.
    • Nombrar comportamientos: cómo añadir una señal.
    • Comportamientos múltiples.
    • Comportamiento de alta velocidad.
    • Adiestramiento con el clicker y comunicación.
    • Aprender a aprender, un beneficio del adiestramiento con el clicker.
    • Repertorios ricos, relaciones más ricas.
    • No sólo para gatos domésticos.

4. Problemas y soluciones.

    • Problemas con la caja.
    • «Agresividad» contra los humanos.
    • Morder los tobillos.
    • El salto del leopardo: embocadas desde arriba.
    • Arañar y destrozar las tapicerías.
    • Aburrimiento.
    • Aullar.
    • Saltar encima de la mesa durante las comidas.
    • Sibaritas.
    • Dejar pelo.
    • Quedarse atrapado en un árbol.
    • Peleas de gatos.
    • Perros y gatos.
    • Curar al perro que persigue gatos: una historia de clicker.
    • El adiestramiento con el clicker como comunicación.

5. Recursos.
6. Apéndice: quince consejos para enseñar a gatos con el clicker.

Sinopsis de «Enseña a tu gato con el clicker»

Lo primero que te viene a la mente ante un libro así es ¿qué cosas puede aprender mi gato si utilizo un entrenamiento con clicker? si lo que quieres es que tu gato pase la mopa, friegue los platos o haga la cama, olvídate que para esas cosas no vale.

Con este tipo de entrenamiento, podemos lograr que entienda lo que nos gusta y lo que no, reforzando positivamente con el clic y premios la conducta que deseamos.

Qué cosas puedes desear que haga tu gato

    • Venir cuando se le llama.
    • Dejar de maullar.
    • Bajar de la mesa.
    • Entrar en el trasportín.
    • Salir a pasear con un arnés.
    • Esperar a que lo pongamos en brazos.
    • Jugar con cuidado.
    • Dejar que lo cepillemos y manejemos sin forcejeos.
    • Trucos varios, dar la mano, rodar, girar en círculo, saltar a través de un aro, etc..

Ya desde la primera página, la autora hace una reflexión sobre el «para qué» de este tipo de entrenamiento. Te explica que no es el típico adiestramiento donde dar órdenes para que el gato obedezca, ya que el gato no responde ante la dominancia y el deseo de complacernos, como ya te habrás dado cuenta si tienes gato…

En la educación «tradicional» a los gatos, todo se basa en «qué hacer ante comportamientos no deseados», por ejemplo que se suba a la encimera de la cocina.

Esto siempre se ha logrado utilizando refuerzos indirectos negativos, es decir, el gato se sube a la encimera, hacemos algo de manera indirecta que le produce una sensación que no le gusta, de forma que ya no tenga interés en repetirlo. No porque se de cuenta de que no nos gusta, porque puede ser peligroso para él si se quema con la vitrocerámica, sino porque el hacerlo le produce algo negativo, y de motu proprio ya no tendrá interés en repetirlo.

La educación a los gatos se basa en que por ellos mismos decidan que no les interesa hacer algo, porque no les gusta, pero siempre de forma que no nos asocien a las sensaciones negativas. De ahí lo típico de:

    • Hacer ruido fuerte en el momento.
    • Utilizar el spray de agua.
    • Aire presurizado que se activa con el movimiento.

Sin embargo, en la educación con clicker sí es necesario que sea consciente de que lo que hace nos gusta, de que somos nosotros los que estamos reforzando ese comportamiento, por eso no es sólo una forma que refuerza la conducta en plan «efecto consecuencia» sino que genera una forma de comunicarnos con el.

El clicker es para los gatos un juego, un intercambio en el que identifican el sonido del «clic» con algo placentero, que refuerza de forma directa algo que entiende que nos gusta que haga.

El entrenamiento con clicker no está pensado para controlar los comportamientos no deseados del gato, sino para crear nuevos comportamientos.

En el libro diferencia entre los comportamientos que podemos desear, llamados «comportamientos útiles» a los «problemáticos»

No cualquier comportamiento puede ser readiestrado, ya que en muchos casos el origen es algún aspecto del entorno, por estar aburrido, porque quiera atraer nuestra atención o algún problema de salud. Pero igualmente siempre es algo que va a mejorar notablemente nuestra relación con el, lo mantendrá entretenido y descenderá seguro cualquier tipo de estrés que pueda presentar.

¿Qué es exactamente enseñar a tu gato con el clicker?

El adiestramiento con clicker de Karen Pryor, esta fundamentado en el «condicionamiento operante» también llamado «condicionamiento instrumental».

Se trata de un método de aprendizaje destinado a aumentar o disminuir la probabilidad de que una conducta vuelva a repetirse en el futuro, es decir, las acciones seguidas por un refuerzo positivo, tenderán a repetirse. A la inversa, las acciones que deriven en castigos o consecuencias negativas se debilitarán y será menos probable que se repitan en el futuro.

Básicamente para modificar la conducta podemos utilizar el «condicionamiento clásico» y el «condicionamiento operante», la diferencia entre ellos es que el condicionamiento clásico, se centra en modificar el estímulo que provoca una conducta, y el operante, en modificar la conducta mediante un estímulo.

¿Cómo se entrena a un gato con clicker?

El entrenamiento consiste en que cuando el gato hace algo que queremos que repita o siga haciendo, lo marcamos con un «clic» en el momento y ofrecemos una recompensa en forma de comida. Ese tipo de comida tiene que ser pequeña y fácil de masticar, normalmente algo tipo chuches o snacks liofilizados. Algo en definitiva que a tu gato le guste mucho mucho, no sólo que se lo coma así sin más, debe ser un premio que de verdad ansíe. De esta forma se establece un sistema de comunicación, para que el gato entienda que es lo que nos gusta de su comportamiento y tienda a repetirlo.

En las primeras sesiones es importante que estemos solos con el gato en cuestión, para que vaya entendiendo como va el tema, debemos hacer clic y dar el premio, siempre primero el clic y después el premio. Tras unas cuantas veces, podemos ir retrasando medio segundo el premio, de forma que hagamos clic, esperamos medio segundo y damos el premio. A esto se le llama «cargar el clicker» es decir, asegurarnos de que asocia el sonido al refuerzo.

La autora habla también del entrenamiento con «la diana», que consiste en que el gato toque con su hocico o la pata la bolita de un palo, cuando lo haga, hacemos clic y le recompensamos. Al principio se la ponemos cerca y luego nos vamos alejando cada vez más, para que tenga que moverse a por ella. Este tipo de diana se llama «target stick»  cuando incluye el clicker y «Lollipop target», cuando es solo el palito con la bola.

En el libro, la autora explica no sólo cómo entrenar a tu gato, sino a ti mismo, ya que ambos tenéis que adaptaros al entrenamiento, con paciencia y pautas para aplicar en cada caso.

La paciencia para ti va a ser un elemento muy importante, ya que este adiestramiento se basa en observar al gato, hacer clic cuando realiza algo que nos gusta o cuando da un pequeño paso en la dirección que nos interesa. Después lo premiamos, luego esperamos y observamos hasta que nos ofrezca de nuevo el mismo comportamiento. Es decir, el que no tiene que perder los nervios y el interés, eres tu más que tu gato.

La tolerancia al gato en este tipo de sesiones, suele ser corta, pero suficiente para que tenga consecuencias positivas en su progresión, así que el esfuerzo que realices en los entrenamientos, va a ser sí o sí bastante breve.

Cuáles son los conceptos más importantes a la hora de enseñar a tu gato con el clicker

    • Siempre que tengas una sesión de entrenamiento tiene que desarrollarse en un ambiente relajado y sin otras distracciones.
    • Si las sesiones de entrenamiento son cortas serán más productivas.
    • Asegúrate de que ha entendido que cada clic dará lugar a una recompensa.
    • Empieza por las cosas más sencillas para después aumentar la dificultad en base a la progresión de tu gato.
    • Usa el clicker en el momento justo, la sincronización es vital: si lo haces antes de tiempo o demasiado tarde, no asociará correctamente su comportamiento al sonido del clic.
    • Si quieres reforzar algo, da más recompensas, pero no más clic a una misma cosa.
    • Si notas que tu gato deja de prestar atención, o su concentración empieza a disminuir, haz un descanso o prosigue otro día.

 

 

Mi opinión sobre «Enseña a tu gato con el clicker»

En general es un libro que recomendaría a cualquier persona que tenga gato, incluso aunque no esté interesada especialmente en adiestrarlo, ya que ayuda a comprender mejor cómo funciona su mente y hasta que punto podemos comunicarnos y relacionarnos con él.

Lo que menos me ha gustado

La verdad es que no sé como será en inglés, que es el idioma original en el que está escrito el libro, pero en castellano hay algunas frases y palabras que me chirrían un poco, como si no encontrara quien lo ha traducido, las palabras exactas en nuestro idioma para que se entienda realmente.

El orden en el que está estructurado todo, me ha parecido poco coherente, si te fijas en el índice, podría haber agrupado los contenidos de una forma más específica para cada cosa.

He echado mucho en falta que explicara los tipos de clicker que existen y cuáles podrían ser mejores o peores dependiendo del gato.

También me hubiera gustado que desarrollara exactamente los principios del condicionamiento operante positivo y no sólo cómo aplicarlo con el clicker.

Lo que más me ha gustado

Teniendo en cuenta que el tema de la educación a los gatos, no es precisamente de mis cuestiones favoritas, me ha parecido todo bastante entretenido, enriquecedor, creíble y razonable.

Ciertamente requiere de esfuerzo por nuestra parte, esto no es como entrenar a un perro que todo lo hace por agradarnos, pero seguramente con paciencia casi cualquier gato puede ser educado con clicker al menos hasta cierto punto, ya no solo para que haga según qué cosas que nos puedan interesar, sino para crear una mejor comunicación con él y que no se aburra.

El aburrimiento es uno de los mayores problemas en los gatos de interior, que puede acarrear comportamientos inadecuados o trastornos de salud. Por tanto todo lo que sea «activar» a tu gato y crear tiempo de calidad para dedicarle, es siempre una buena idea y tiempo bien invertido.

¿Te animas a entrenar a tu gato con este sistema?

Si te ha parecido interesante el libro, si has intentado ya entrenar a tu gato o tienes cualquier pregunta o cuestión que quieras compartir con el resto de gateros…

¡Cuéntamelo en los comentarios!

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido